Espacios públicosPaisajismo

EL JARDÍN DEL CÍRCULO ROJO

En el concurso internacional de diseño de paisaje urbano «Flower Jam» que se celebró en Moscú por tercera vez, el “Moscow Summer Gardens”, invitó a los participantes a diseñar jardines basados ​​en la cuarta dimensión: el tiempo.

En general los jardines de verano de Moscú florecen, cambian de color, volumen y apariencia, manteniendo su belleza durante el verano y marcando un fuerte contrate con el crudo invierno ruso.

En este caso, el proyecto presentado aquí se llama «Círculo rojo». Se trata de un jardín que tenía que estar en flor y espectacular durante los meses cálidos.

Este jardín de verano de Moscú no tenía una ubicación precisa en el espacio urbano, por lo que podría haber sido colocado en muchos lugares, tal vez un parque, o incluso una gran plaza, o tal vez en un cruce de caminos, o incluso en una intersección peatonal muy transitada. Por eso la primera elección de diseño fue crear una figura que pudiera adaptarse a diferentes situaciones con apenas unos cambios al definirse su ubicación.

La geometría esencial del círculo forma un recinto que determina un espacio muy despejado, rodeado de vegetación. La valla en sí es también un asiento de 20 metros de diámetro, unos 60 metros de largo, unos 43 cm de alto, fácilmente escalable pero también infinita. El jardín se convierte así en una pieza dentro de la ciudad que permite adentrarse y explorar el mundo natural. Como una célula en un tallo o tronco visto bajo un microscopio, este círculo contiene muchos otros mundos.

El visitante puede elegir entre detenerse en su borde o mirarlo y luego encontrarse en un jardín de maravillas, un jardín compuesto por islas de tierra que a partir de los 10 cm alcanzan su máximo hasta los 60 cm para albergar la plantación de herbáceas, arbustos y árboles pequeños.

El concepto establece que el jardín tenía que estar en flor permanente, esta imagen sugería que además de las flores continuas, el color podría estar dado no solo por las flores sino también por las hojas.

La elección del color de la vegetación recayó en rojo. Una colección de plantas con hojas de color rojo permite tener un impacto cromático global muy fuerte, luego declinando la coloración de las hojas en diferentes tonos y formas: árboles con follaje rojo ( Fagus ‘Tricolor’, Toona sinensis ‘Flamingo’); arbustos ( Loropetalum , Nandina ‘Fire Power’, Berberis thunbergii ); herbáceas ( Coleus ; Gaura ; Imperata cylindrica ,Persicaria capitata ) y gramíneas  (Carex con follaje rojo).

En el suelo, el pavimento existente (piedra, asfalto, césped) fue intervenido con espejos, que varían en tamaño de 18 a 50 centímetros, en acero repulido. Estos delimitan los espacios habitables del jardín y reflejan el cielo, las flores, las hojas y los visitantes.

Detalle de plantación total final:

Acer palmatum ‘Fireglow’ / Acer palmatum ‘Ornatum’ / Acer palmatum ‘Yasemin’ / Acer palmatum ‘Dissectum Nigrum’ / Allium cristophii / Berberis thunbergii var. / Carex comans ‘Bronce’ / Coleus ‘Etna’ / Echinacea purpurea / Fagus ‘Tricolor’ / Gaura lindhemerii / Heuchera ‘Palace Purple’ / Imperata cylindrica / Panicum virgatum / Persicaria capitata / Digitalis purpurea.


Fuente: https://www.landscapefirst.it/rubriche/making-spaces/red-circle-flower-jam-moscow-2019/

Publicaciones anteriores

El techo verde con la granja orgánica más grande de Asia.

Próxima publicación

EL PAPEL DE LAS YUNGAS: ECONOMIA SUSTENTABLE Y BIODIVERSIDAD

El autor

Viva la tierra

Viva la tierra

Sin comentarios

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *