AgriculturaCultivos

«Verde Agua Natureza»: una granja orgánica en Portugal, un sueño hecho realidad.

Aníbal San Miguel, argentino nacido en Jujuy a sus diecisiete años se fue a vivir a Buenos Aires, a trabajar y estudiar Administración de Empresas. Pero un año todo cambió para él, conoció al amor de su vida, Joana, quién hoy es su esposa y quién le propuso vivir este sueño juntos en Portugal.

Vila Verde, es una quinta que pertenece a la familia de mi mujer ya hace más de cien años, allí nació y creció el escritor portugués  Alberto Pimentel. Cuando vivía en Buenos Aires ella me propuso que nos hiciésemos cargo de la quinta de su familia en Portugal. Fue un cambio completo en mi vida porque trabajaba en una oficina en el microcentro, generó muchos movimientos internos en mí”.

Joana y Aníbal comenzaron en el 2015 a crear “Verde Agua Natureza” una granja orgánica para los viajeros que abrazan la naturaleza, ofrecen hospedaje y agroturismo orgánico. La granja tiene diez hectáreas, cinco hectáreas en donde se cultivan frutillas, frambuesas, zapallos, remolachas, espárragos, flores comestibles, alcauciles entre otros, dos hectáreas y media de viñedos y cinco hectáreas de bosque nativo. Cuentan con la cría de gallinas y producción de huevos, producción de dulces que generan gracias a los cítricos que cosechan. Practican la apicultura que es la actividad dedicada a la crianza de las abejas y a prestarles los cuidados necesarios con el objetivo de obtener y consumir los productos que son capaces de elaborar y recolectar. El principal producto que se obtiene de esta actividad es la miel. La miel es un factor de beneficio para los humanos.

También se dedican a la crianza de ovejas, las cuáles se esquilan porque pueden sobrecalentarse y perder la capacidad de regular la temperatura de su cuerpo durante el clima más cálido y también por razones de higiene, durante todo un año de crecimiento, la suciedad natural y una cierta cantidad de materia vegetal se acumulan en el vellón. Debido a esto, la lana se fieltrará y se dañará, lo que también es muy incómodo. Luego usan la lana como materia prima para producir los envases de los jabones.

“Hacemos agricultura orgánica, respetamos todos los ciclos de rotación de suelos, de tratamientos de plantas y de producción orgánica. Todo es sustentable, tenemos caballos que comen, “cortan “el pasto entre los viñedos, todos los animales tienen sus casas que se llaman “corte”, las limpiamos todos los días. Utilizamos el abono que dejan los animales para hacer compost, luego ese compost lo usamos para la huerta, para los árboles de frutas y el viñedo. Básicamente tenemos un ciclo cerrado de restitución de nutrientes en la tierra”.

 

-¿Qué te hace sentir tu trabajo en la granja?

-Me hace sentir muy bien, siento que hago un pequeño aporte, un granito de arena para mejorar el mundo que uno va a dejar para los otros y a la conservación de animales silvestres. Me volví mucho más consciente sobre la vida de los animales, el nacimiento de ellos, el contacto con ellos, con las ovejas, las gallinas, los veo nacer, crecer y hasta a veces morir, porque también eso es parte.

Me hice mucho más consciente de la vida, me siento mucho más responsable del bienestar de todo lo que me rodea, de los animales y también del bienestar de las personas, porque producimos alimentos.

-Es muy gratificante llegar al final del día y ver que conseguimos un objetivo, ver que hicimos algo que realmente vale la pena. Cuando trabajaba en Buenos Aires solo era trabajar y nada más, era buscar un sueldo a fin de mes. Vivir y trabajar en la granja cambió mi concepto, al principio fue difícil, pero me volví más productivo, no tengo problema en trabajar diez horas seguidas porque se que estoy haciendo lo que me gusta.

-¿Pensás que podría implementarse como materia en el colegio y en la universidad el «cómo obtener tus  propios alimentos»?

-Yo creo que sí, tiene que implementarse, no solamente está demostrado que la alimentación es importante en el crecimiento del ser humano sino también en nuestra salud. Tenemos que generar conciencia de lo que consumimos, de cómo es producido, de dónde viene y los beneficios que nos da, no solo a nosotros, sino también al medioambiente, tenemos que ser responsables de lo que consumimos porque detrás de cada producto hay una historia y puede estar conectada a algo beneficioso como ser el cuidado del medioambiente o algo no tan bueno como puede ser la explotación de las personas. Es importante que nos enseñen desde niños cómo son los métodos productivos de nuestros alimentos y tener conciencia que todo aquello que consumimos tiene un impacto en el medioambiente, en la sociedad y  en nuestra economía.

 

-¿Qué le recomendarías a alguien que quiere empezar su propia granja orgánica?

-Para quien quiera tener su granja, tiene que estar seguro de que le gusta el campo y ahí entra en juego el concepto de trabajo, tal cual lo conocía yo en Buenos Aires que era: trabajar por un sueldo. En el campo se trabaja por objetivos, por algo que vos querés y creo que esa es la fuerza que nos da al momento de hacer un trabajo y saber que no vamos a recibir dinero en lo inmediato. Por otro lado, la agricultura está un poco despreciada, depende el tipo de agricultura que se haga recomiendo estudiar el mercado y ser creativos en la producción. Estudiar biología y generar contactos necesarios para que el producto llegue con una logística eficiente al público acertado, trabajar con transparencia y convencido de lo que se está haciendo, de esa manera los clientes te reconocen.

“La satisfacción de vivir en el campo no tiene precio, es un llamado a la vida natural hacia la ecología, hacia el contacto con los animales y las plantas. Filosofando pienso que nosotros vivimos en una sociedad por una cuestión de necesidad, pero vivir en el campo también es una cuestión de necesidad de la tierra, que precisa que estemos aquí para que esto no se pierda. Nosotros con esfuerzo constante seguimos insistiendo, después de seis años Verde Agua Natureza creció mucho, pero nos queda por crecer mucho más. Vamos a seguir nuestra vida por este rumbo porque es esto lo que queremos, como humano me uní a la naturaleza y creo que ir hacia atrás es un poco imposible, en mi caso sería volver a la ciudad”. 

 

 

 

 

Podes encontrar más información sobre Verde Agua Natureza en los siguientes links:

www.instagram.com/verdeaguanatureza

www.verdeaguanatureza.com

Vila Verde 319/4690-680 Souselo – Cinfaes Portugal

Verdeagua.natureza@gmail.com

Publicaciones anteriores

Allium stipitatum

Próxima publicación

FFF. FABULOSAS FIBRAS FLEXIBLES.

El autor

Milagros Seijas

Milagros Seijas

Periodista. Egresada de la Universidad Católica Argentina.
Paisajista. Estudiante de la Sociedad Argentina de Horticultura.
Jardinería. Escuela Hall, Universidad de Buenos Aires.

Sin comentarios

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.